LA BANDERA DE TODAS LAS NACIONES

POR A. J. TOMLINSON

No es el propósito el que esta bandera tome el lugar de las banderas de todas las naciones, ni que nosotros pretendamos governar a las naciones desde el punto de vista de un gobierno común y nacional; sino que nuestro propósito es el de llevar el mensaje de amor y de buena voluntad a todas las naciones, y recomendarles el Cristo de la Biblia. Esta bandera representa a Cristo y Su Iglesia-Y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres.

En cualquier nación, " la bandera de todas las naciones es desplegada junto a la bandera de esa nación. Es nuestro propósito el informarles a los pueblos de todas las naciones que nosotros venimos a ellos con buena voluntad y con el espíritu de Jesucristo, quien dijo que El no había venido a condenar al mundo; sino para que el mundo fuera salvo por medio de El. Jesús dijo que no había venido para ser servido, sino para servir.

También como fue descrito por el ángel en su mensaje a los pastores en los collados de Judea: "No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo."

Nosotros estamos representando a la Iglesia que señalan las profecías de la Escritura, la cual tendría que levantarse y funcionar en los últimos días. La misión de ella es de reunir y de establecer a los hombres, y prepararlos para el regreso de Cristo, quien ha estado ausente por largo tiempo; pero El dijo que iba a regresar a su debido tiempo. El dejó un mandato poderoso por testimonio, el cual hace que Sus súbditos se pongan en vigilancia, y trabajen con todas sus fuerzas.

"Por tanto, también vosotros estad apercibidos; porque el Hijo del hombre ha de venir á la hora que no pensáis." Mateo 24:44. Es evidente que la bandera es la insignia de reunión y que armoniza perfectamente con las Escrituras. No se usaría si no estuviera en el plan de la profecía y anotada en el gran programa de Dios. Fue traída a existencia de acuerdo al tiempo fijo para ella. Es una de "todas las cosas" que han venido a la luz a su debido tiempo, lo mismo que todas las cosas que han sido reveladas a Su debido tiempo de acuerdo a Su voluntad. Como un medio de confirmación de esta declaración leamos lo siguiente:

"De reunir todas las cosas en Cristo, en la dispensación del cumplimiento de los tiempos, así las que están en los cielos, como las que están en la tierra:

"En él digo, en quien asimismo tuvimos suerte, habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el consejo de su voluntad." Efesios 1:10, 11.

En efecto, el día viernes 15 de septiembre de 1933, fue dado un compendio de Escrituras concernientes a la bandera por el Supervisor General de La Iglesia de Dios en su mensaje anual ante la vigésima octava Asamblea Anual, asistido por más de 5,000 personas que se registraron. Inmediatamente después de esto el Supervisor dijo:

"Todos estos versos juntos nos dan la historia de la bandera, y también nos dan a entender de la manera que la Iglesia de los últimos días va a reunir a todos pueblos de todas las naciones. Lo rojo de la bandera representa la sangre de nuestro Salvador, el color azul representa la verdad y el color blanco la pureza. El color morado del Cetro, de la estrella y la corona, representan soberanía y majestad. Nosotros tenemos que superar cualquier oposición y levantar nuestra bandera de victoria en el territorio que nosotros tomemos para nuestro Rey.

"Nosotros no podemos incluir ninguna inscripción o escritos, porque la bandera representa a la Iglesia de Dios en todas las naciones y lenguajes. Cuando nosotros organicemos una iglesia, luego levantaremos nuestra bandera en ese lugar, y cerca de la bandera de esa nación donde nosotros acabamos de establecer la Iglesia de Dios.

"Aquí estoy yo con esto introduciendo la bandera y su diseño para la consideración de la Asamblea. Para fin de darle el trámite propio ante la Asamblea, el Comité de Asuntos y Preguntas deberá de considerarla, y traer este asunto ante la Asamblea en su propio orden. Si se puede hallar un diseño mejor y más apropiado, eso será satisfactorio para mi. Pero yo verdaderamente creo que el tiempo ha llegado para que la Iglesia tenga una bandera con su propio diseño, y que no pueda ser duplicado por ninguna institución o gobierno. ¡Viva la bandera! ¡Tres aplausos para el rojo, blanco, azul y morado!"

Fue el día siguiente sábado 16 de septiembre de 1933, exactamente a las 2:50 de la tarde, que el comité presentó su informe como sigue:

"A la Vigésima Octava Asamblea Anual de La Iglesia de Dios- Saludos:

"Nosotros, su Comité de Asuntos y Preguntas, deseamos presentar lo siguiente para su consideración:

"Después de haber tomado en consideración la porción del mensaje del Supervisor General que hace referencia a una bandera para la Iglesia, nosotros estamos unánimemente de acuerdo con el concepto expresado por el Supervisor General, en la adopción de una bandera para la Iglesia de Dios que sea conveniente para todas las naciones.

"l. Nosotros recomendamos que esta bandera (la bandera que sea exhibida) se acepte, y que se hagan banderas de diferentes tamaños por una compañía de banderas digna de confianza; y que sean surtidas a nuestras iglesias, Escuelas Dominicales y membresía por medio de la Casa de Publicaciones Ala Blanca.

"2. Además, nosotros recomendamos que esta Asamblea Anual prohíba a cualquier iglesia, Escuela Dominical o algún individuo dentro o fuera de la Iglesia a que dibuje la semejanza de esta bandera. Esto es muy necesario a fin de conservar la bandera en su mismo modelo, para que todas las banderas de la Iglesia de Dios puedan ser exactamente iguales en sus colores, dibujo y forma." Respetablemente a sus órdenes, el Comité de Asuntos y Preguntas, C. H. Randall, Presidente, D. R. Holcomb, B. O. Funderburk, G. T. Stargel, J . R. Smith, W. T. Holland.

Después que se aceptó el informe del Comité y la adopción de la bandera y su dibujo, el Supervisor General dio más información acerca de ella; volvió a leer la declaración contenida en su Mensaje Anual para el beneficio de aquéllos que no habían oído su mensaje. También leyó las Escrituras que le dieron el diseño de la bandera como se exhibe al presente.

La Bandera De La Iglesia De Dios "Por más de diez años yo he considerado la idea de una bandera dibujada y preparada para la Iglesia de Dios. Este concepto ha estado creciendo en mi mente sin que le haya dicho mucho a ninguno acerca de él. En una de las convenciones este año, el Hermano O. S. Carter hizo mención de una bandera para la Iglesia en uno de sus mensajes. Como entendí que no estaba solo en esto, yo pensé decirle a nuestro pueblo que nos dieran muestras de sus dibujos para presentar este asunto en la Asamblea, y que se adoptara una decisión al respecto. Si la Asamblea la aceptaba favorablemente, entonces se podía hacer la decisión concerniente al dibujo.

"Mientras yo estaba en mi oficina un día, esto fue varios meses atrás, y fue entre convenciones; el Hermano Evans hizo mención de la bandera, así como había sido mencionada por el Hermano Carter. Yo sugerí el que preparásemos un dibujo de la bandera y lo presentáramos a la Asamblea. El hizo una breve sugerencia y yo le añadí a ella, y después le dije que procurara tener un dibujo de ella para cuando yo regresara. A mi regreso él me mostró lo que el artista había dibujado. Este me agradó mucho; pero mientras estudiaba las Escrituras que venían a mi mente, decidí que necesitaba un cetro y una corona para que pudiera estar completa. (Solamente tenía una estrella en el primer dibujo.) Después buscamos la descripción del cetro. Esto finalmente se encontró, y el dibujo que ya teníamos fue llevado a un artista para que le añadieran el cetro y la corona. La siguiente cosa que teníamos que hacer era dibujar una bandera como muestra para presentarla en la Asamblea. Y aquí está el resultado de nuestros esfuerzos."

"Las Escrituras que muestran este diseño y la importancia de tener una bandera mostrando su utilidad, todas ellas señalan a nuestro Cristo y Su Iglesia en Su glorioso servicio."

"No será quitado el cetro de Judá, y el legislador de entre sus pies, hasta que venga Shiloh; y á él se congregarán los pueblos." Génesis 49:10.

"Esta es una profecía concerniente a Jesús, a quien se congregarán los pueblos en los últimos días. Entonces lo más natural es que Su Iglesia tenga una insignia, estandarte, bandera, para desplegarla dondequiera que Su Iglesia, Su cuerpo, esté localizada. Para confirmar esta declaración, nos vamos a referir a otras Escrituras en el Nuevo Testamento:

"Mas esto no lo dijo de si mismo; sino que, como era el sumo pontífice de aquel año, profetizó que Jesús había de morir por la nación .

"Y no solamente por aquella nación, mas también para que juntase en uno los hijos de Dios que estaban derramados." Juan 11:51, 52.

Esto concuerda con muchas otras Escrituras que muestran que debe de haber un movimiento en los últimos días, que va a llamar la atención de los pueblos y los va a reunir en Cristo, siendo El la principal Cabeza. Este movimiento que Pedro describe como una "nación santa" es digno de una insignia o bandera, así como cualquier otra nación.

"Verélo, mas no ahora: Lo miraré, mas no de cerca: Saldrá estrella de Jacob, y levantaráse cetro de Israel ... " Números 24:17.

Esta es otra profecía del advenimiento de Jesús y se refiere a El como una estrella . El cetro representa Su autoridad como Rey.

"Tu trono, oh Dios, eterno y para siempre; vara de justicia la vara de tu reino." Salmo 45:6.

"Esta es la profecía del advenimiento de Jesús a reinar como rey. Esto está representado en la bandera por el cetro, la estrella y la corona."

"Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo: y le dará el Señor Dios el trono de David su padre:

"Y reinará en la casa de J acob por siempre; y de su reino no habrá fin." Lucas 1:32, 33.

"Diciendo: ¿Dónde está el Rey de los Judíos, que ha nacido?

Porque su estrella hemos visto en el oriente, y venimos á adorarle.

"Y ellos, habiendo oído el rey, se fueron: y he aquí la estrella que habían visto en el oriente, iba delante de ellos, hasta que llegando, se puso sobre donde estaba el niño.

"Y vista la estrella, se regocijaron con muy grande gozo." Mt. 2:2, 9, 10.

"Mas al Hijo: Tu trono, oh Dios, por el siglo del siglo; vara de equidad la vara de tu reino." Hebreos 1:8. "Tenemos también la palabra profética más permanente, á la cual hacéis bien de estar atentos como á una antorcha que alumbra en lugar oscuro hasta que el día esclarezca, y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones." 2 Pedro 1:19.

"Yo Jesús he enviado mi ángel para daros testimonio de estas cosas en las iglesias. Yo soy la raíz y el linaje de David, la estrella resplandeciente, y de la mañana." Apocalipsis 22:16.

"Y alzará pendón (bandera) á gentes de lejos, y silbará al que está en el cabo de la tierra; y he aquí que vendrá pronto y velozmente." Isaías 5:26.

"Así dijo el Señor Jehová: He aquí yo alzaré mi mano á las gentes, y á los pueblos levantaré mi bandera; y traerán en brazos tus hijos y tus hijas serán traídas en hombros.

"Y reyes serán tus ayos, y sus reinas tus amas de leche; el rostro inclinado á tierra te adorarán, y lamerán el polvo de tus pies: y conocerás que yo soy Jehová, que no se avergonzarán los que me esperan." Isaías 49:22, 23. Is 62:10, 12; ls. 28:5; He. 2:9; ls. 52: 10; 1 Pedro 2:9; Is. 26:2.

Después que el Supervisor acabó de hablar y de leer las Escrituras, hubo varios mensajes e interpretaciones una tras la otra. El Hermano S tan ley R. Ferguson vino al Supervisor General bajo el poder del Espíritu Santo, y le guió andando alrededor en la plataforma con la bandera en su mano. El después llevó al Hermano Randall y al Hermano Sherill y los paró el uno a un lado y el otro al otro lado del Supervisor General. Los tres lo levantaron sobre el púlpito-el poder continuaba cayendo-ellos lo bajaron para abajo; y después vino la Hermana Taylor, guiada por el Espíritu a la plataforma, y también tomó parte en la ceremonia, tomando a dos hermanas y a un hermano y los paró junto al Supervisor General. Otras manifestaciones siguieron hasta que todo el lugar parecía que estaba lleno con el poder del Espíritu Santo. ¡Glorioso' Muy glorioso se podía haber dicho en resumen .

Cuando todas las ceremonias movidas y dirigidas por el Espíritu Santo terminaron, el Supervisor General pidió que todos se pusieran de pie y oraran a Dios para que el poder de Dios cubriera a toda bandera que fuere hecha conforme a la dibujada.

Esta fue una gloriosa ceremonia de dedicación dirigida por el Espíritu Santo, dedicando la bandera a la Iglesia de Dios. Varias expresiones fueron dadas concerniente a la bandera por varios hermanos en un corto tiempo. El Hermano O. S. Carter dijo cómo el Señor le había hablado a él acerca de la bandera. El Hermano Randall dijo cómo el poder había caído sobre el comité, mientras ellos consideraban la recomendación de la bandera.

La Iglesia de Dios se distingue de todas las otras que tienen el mismo nombre, por medio de la bandera que tiene, que se ajusta a la profecía de la Biblia y está funcionando en este presente tiempo en cumplimiento a la profecía. Ninguna otra agrupación de gente en estos últimos días ha venido caminando en armonía con el cumplimiento de las profecías del automóvil y del aeroplano. Esto es un medio para probar que la Iglesia de Dios es la Iglesia de la Profecía. Hay muchas profecías que aclaran esto cuando la Biblia es dividida correctamente, se aclaran tan sencillamente como la que nos dice que Jesús iba a nacer en la pequeña ciudad de Belén.

Antes que estuviera lista para la presentación, tenía que " Levantarse, y resplandecer; porque había venido su lumbre, y la gloria de Jehová había nacido sobre ella." Y esto comenzó en el año 1903; año en el que el primer aeroplano hizo su primer vuelo. Esto fue en cumplimiento de la profecía, estando ambas profecías en el mismo capítulo. Isaías 60:1, 3. Eso es suficiente para probar que la Iglesia que nosotros representamos es la Iglesia de la profecía; aunque hay muchas otras pruebas infalibles.

La publicación de este tratado ha sido aprobada por el Comité Editorial de Doctrina.